Succión de los Bebés

Fundamentos científicos de la succión de los bebés

Una lactancia satisfactoria es una interacción entre madre e hijo. Para entender y tratar los problemas de succión del bebé, en primer lugar es importante establecer un entendimiento de la anatomía y fisiología de la lactancia y extracción de leche. Medela, junto con expertos destacados de la Universidad de Western Australia, estudió la anatomía de la mama durante la lactancia (enlace a la sección de investigación sobre anatomía). Esta innovadora investigación desafió los conocimientos previos y condujo a la reescritura de muchos libros de texto.

A partir de esto, estaba claro que si existían nuevos descubrimientos relacionados con el modo de funcionamiento de la mama, entonces también podrían surgir dudas sobre cómo el bebé extrae la leche del pecho. Se necesitaban más investigaciones y los resultados fueron muy interesantes.

Las investigaciones en el campo de la fisiología de la extracción de leche fue realizada a mediados de los 80 por Woolridge; las imágenes clásicas que hemos visto desde entonces las podemos ver aquí:

Descargas

Investigación de Woolridge: The anatomy of infant feeding (PDF, 34 KB)

La idea convencional postula que los conductos agrandados, conocidos como «senos galactóforos», justo detrás del pezón, eran la clave para la extracción de la leche. Sin embargo, las investigaciones relacionadas con la anatomía de la mama durante la lactancia podrían no identificar estos «senos galactóforos». El estudio continuado para descubrir cómo el lactante extrae la leche del pecho y los resultados se pueden ver aquí:

Aquí se puede ver la ecografía del ciclo de succión:

video1

Aquí a cámara lenta para que pueda ver la acción de la lengua:

video2

Se ha hecho una superposición sobre la imagen para que pueda entenderlo mejor:

video3