Anatomía de la mama

breast oldsideview flat

Anatomía de la mama durante la lactancia

Las imágenes ecográficas han mejorado significativamente en los últimos 10 años, lo que ha permitido a los expertos estudiar la anatomía de la mama durante la lactancia con más detalle.

Durante 150 años las imágenes que se veían en los libros de fisiología y anatomía han permanecido invariables.

Mientras estudiaba la eyección de la leche, la Dra. Donna Geddes, de la Universidad de Western Australia, empezó a cuestionar lo que estaba viendo en las ecografías en comparación con lo que los libros de texto mostraban.

Se realizaron más investigaciones, patrocinadas por Medela, y los resultados fueron revolucionarios.

Se puede apreciar que la red de conductos es radial, ramificándose bastante hacia el interior de la mama; existen, además, «depósitos» o «senos galactóforos» cerca del pezón. Aunque no se veían, también se creía que existían entre 15 y 20 conductos que tenían igual cantidad de tejido glandular y graso.

Breast Anatomy New

Estas investigaciones realizadas en la Universidad de Western Australia destacan 4 diferencias principales:

  • Ramificación de los conductos más próxima al pezón.
  • No existen los senos galactóforos tradicionalmente descritos.
  • El tejido glandular se encuentra más cerca del pezón.
  • La grasa subcutánea es mínima en la base del pezón.

Aquí podemos ver la comparación:

Comparación de la anatomía de la mama durante la lactancia antigua frente a la nueva (PDF, 237 KB)

 

Medela generó una imagen para demostrar los nuevos hallazgos y muchos libros de texto y páginas de internet utilizan esta imagen ahora como base.

Aquí podrá descargar todo el material de formación:

breast_anatomy (ZIP, 732 KB)

 

Importancia para la práctica

Aunque el conocimiento obtenido no cambia necesariamente la forma de ejercer la práctica, nos ayuda a entender por qué hacemos las cosas como las hacemos.

Existen 3 consideraciones importantes en relación con la práctica de la lactancia:

1. Una rápida primera eyección de la leche es importante para una extracción eficaz de la leche.
2. Los embudos deben tener el tamaño adecuado para cada madre.
3. Posición de la mano: cuando se sujeta el pecho o para la extracción manual

 

1. Una rápida y eficaz primera eyección de la leche es importante para una óptima extracción de la leche.

En los conductos no se almacenan volúmenes grandes de leche ya que no se observan senos galactóforos; por tanto, se puede extraer muy poca leche antes de la primera eyección. Se sabe que un bebé inicialmente hará una succión rápida, lo que estimula el pecho para que salga la leche, y las investigaciones demuestran que una primera eyección rápida de la leche conducirá a más eyecciones de leche posteriores. De hecho, el 80 % de la leche materna se extrae en los primeros 7 minutos cuando se emplea un extractor de leche en 2 fases al vacío máximo tolerable (Kent et al. 2006).
Por tanto, es importante usar un extractor de leche que pueda estimular de forma eficaz la eyección de la leche y una buena colocación para ayudar a iniciar la salida de la leche y su extracción.

 

correct fit2. Los embudos deben tener el tamaño adecuado para cada madre.

Un perfecto acoplamiento del embudo evitará la compresión de los conductos galactóforos superficiales.
Permitirá que toda la leche se transfiera del pecho al recipiente cómodamente.
Aquí puede valorar si está recomendando el tamaño correcto:

Tamaño correcto de embudo

 

3. Posición de la mano: cuando se sujeta el pecho o durante la extracción

Puesto que el 65 % del tejido glandular se sitúa en los primeros 30 mm desde el pezón y los conductos son bastante superficiales, es importante considerar la posición de las manos y los dedos cuando se está dando el pecho o durante una extracción. La presión sobre los conductos y el tejido puede causar que la leche no fluya libremente, lo que conduce a bloqueos y, a su vez, a la congestión; la consecuencia es una reducción de la producción de leche. Cuando no se extrae la leche del pecho se produce una proteína denominada inhibidor por retroalimentación de la lactancia (FIL). Cuando la cantidad de FIL aumenta, se envía una señal al hipotálamo para reducir la prolactina y, en consecuencia, se reduce la producción de leche. Para evitar que esto suceda, las madres deben recibir consejo sobre cómo colocar al bebé para que no tengan que ejercer demasiada presión sobre el pecho durante la toma o la extracción.